Yoga Niños

La práctica del Yoga en los niños

Está más que comprobado que la práctica del Yoga en adultos o Hatha Yoga en nuestro centro, tiene beneficios a nivel físico, mental, emocional y espiritual; pero ¿Y si son los niños/as los que practican Yoga?…

Los beneficios en Yoga Niños son mucho mayores. Por suerte, los niños son individuos que se están formando. Mientras se encuentren en esta etapa, aprenden a cómo relacionarse, cómo resolver sus problemas, cómo gestionar sus emociones… en definitiva están aprendiendo a desenvolverse en este mundo. Por ello, la práctica del Yoga les puede dotar de una nueva manera de ver las cosas y el mundo, les aporta paz, tranquilidad y bienestar a su vida.

Se trata de llevar y trabajar la mirada hacia dentro antes de trasladarla hacia fuera.

BENEFICIOS:

  • FÍSICOS: equilibra el ciclo del crecimiento y el funcionamiento de los órganos internos. Aumenta la coordinación de pies y manos y el flujo de oxígeno en el cerebro. Mejora la conciencia espacial y el sentido del ritmo…
  • MENTALES: calma la mente. Aumenta la capacidad de enfocarse y concentrarse. Fomenta la autoconfianza, autoestima, autocontrol, automotivación, respeto personal y social. Ayuda a centrarse en el aquí y ahora. Fomenta la perseverancia y la paciencia…
  • EMOCIONALES: ayuda a liberar y equilibrar emociones atrapadas. Ayuda a la comprensión de las emociones propias y las del prójimo. Fomenta la conexión emocional y el desarrollo de la empatía…
  • ESPIRITUAL: promueve la conciencia global y la sensación de estar conectados a todas las cosas. De formar parte de una energía mayor. Inspira a ver la belleza. Inspira a moverse desde el corazón…

Es por ello que se trabajará a través de diferentes asanas (posturas de yoga, que tienen que ver con la naturaleza), cuentos, juegos, técnicas de respiración, visualizaciónrelajación. Por eso mismo, todas las actividades estarán relacionadas con temas que desarrollen el lenguaje del corazón.