Sobre Mí

Helena Méndez de la Paz, la nueva guía del centro

Helena Méndez de la Paz, Centro Holístico de Desarrollo De La Paz

Vas a leer la historia de la nueva guía del centro.

Desde que era bien pequeñita recuerdo estar en mi casa rodeada de muñecos, todos bien alineados en varias filas, y yo en frente de ellos. Teníamos una pizarra, la cual recuerdo con mucho cariño. En ella, anotaba las tareas que tenían que hacer mis queridos/as “alumnos/as”. A cada uno/a les anotaba en su libretita (hecha con folios blancos recortados y grapados) tanto las actividades como su correspondiente solución, no me dejaba a ninguno/a. Recuerdo que era un juego que me encantaba, que hacía yo solita y que jugaba muy a menudo.

Conforme iba creciendo, la sensación de querer trabajar y formar parte en la vida de los más pequeños iba creciendo. De alguna forma sentí que mi futuro tenía que ir encaminado al mundo de los niños. Pero claro ¿hacia qué dirección ir?, ¿Qué estudios escoger? En un principio pensé en estudiar Magisterio, algo muy cercano a lo que yo jugaba de pequeña. Pero de alguna forma sentía que mi trabajo con los infantes tenía que ir hacia otra dirección, pero ¿cuál? Entonces repasando los típicos libros de ayuda en la elección de tu futura carrera universitaria,. Leí Pedagogía: etimológicamente, la palabra pedagogía deriva del griego paidos que significa niño y agein que significa guiar, conducir. Disciplina que estudia la educación.

Al ver esta definición, dije esto es lo que yo andaba buscando. Trabajar con los niños de forma que evolucionen, avanzar a través de la educación, una educación innovadora, creativa y mágica que les ayude a sacar lo mejor de ellos, que les guíe en su vida tanto personal como profesional. Pero conforme iba avanzando y estudiando esta carrera, me di cuenta de que no era lo que iba buscando…

¿Hacia dónde dirigirme?

Entonces ¿Hacia dónde dirigirme? ¿Me dejo la carrera y busco otra cosa? ¿Qué podría estudiar?… estos y muchos más interrogantes se amontonaban en mi cabecita. De alguna forma sentía que quería profundizar más en el trabajo con los niños, ayudarles a saber quiénes son, qué quieren, hacia dónde desean ir… en definitiva ayudarles en este camino llamado vida. Entonces decidí terminar Pedagogía y posteriormente comenzar en Psicología. Y ¿por qué Psicología? porque Psicología, proviene del griego psico o psykhé, que significa alma, psique o actividad mental, y logía, que significa estudio o tratado, por tanto, psicología significa estudio o tratado del alma.

¿Qué bonito no? Estudio o tratado del alma… ¡¡¡justo lo que iba buscando!!! Entonces me matriculé en Psicología e hice todas las asignaturas que estaban relacionadas con el mundo de los niños. Y desde entonces no he parado de formarme tanto profesional como personalmente, hasta llegar a ser la nueva guía del centro De La Paz :

Pedagogía Nº colegiación: 668

1999 - 2004

Los Proyectos Sociales desde la Perspectiva Pedagógica impartido por la Universidad de Valencia

2002

Psicología Nº colegiación: 14953

2004 - 2009

I Congreso Nacional de Educación en Valores impartido por la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunidad Valenciana

2005

Titulación Monitora de Yoga impartido por el Centro de Yoga y Salud Integral C.E.Y.S.I

2006

Titulación Técnico Instructor de Pilates impartido por Apta Vital Sport

2006

Certificación Universitaria de Intervención Psicoeducativa en Educación Especial impartido por la Universidad de Nebrija

2014

Certificación Universitaria de Atención Temprana impartido por la Universidad Antonio Nebrija

2015

Desarrollo del Programa de Inteligencia Emocional: “Aprendiendo a Conocerse a través de las Emociones” en niñ@s de 7 a 12 años

2016 - 2017

Meditación Helena Méndez de la Paz, Centro Holístico de Desarrollo De La Paz

Además de todas estas experiencias y conocimientos acumulados, poco a poco el Yoga fue introduciéndose en mi vida tanto personal como profesional.

La verdad es que tenía una ventaja o desventaja, según se mire, puesto que mi madre es profesora de Yoga y desde bien pequeñita la he visto practicar tanto las asanas como la meditación. Pero muchas veces cuando tienes algo que es natural en casa y proviene de alguno de tus progenitores, por el simple hecho de llevar la contraria, no le haces ni caso. Hasta que poco a poco fui madurando y practicando esta maravillosa disciplina y fui observando no sólo los beneficios que aportaba a mí ser, si no también lo que aportaba a los demás. Así que además de todo lo que he aprendido y sigo aprendiendo de mi madre, decidí formarme un poquito más y empezar a dar clases de Yoga. Conforme iba practicando fui interiorizando qué era para mí el Yoga y fui creando mi propio estilo. Actualmente sigo impartiendo clases, tratando siempre de ir avanzando y mejorando dentro de este camino.

En definitiva, me considero una persona optimista, alegre, entusiasta y apasionada de la VIDA, y en especial de todo aquello que esté relacionado con el universo de los niños/as.

 

Un Abrazo de corazón.