La adolescencia

¿Cuándo es necesario pedir ayuda a un profesional? ¿Cómo ayudar a un adolescente?

Pero qué pasa si mi hijo/a es adolescente, ¿Se siguen las mismas pautas que en la niñez?…

SÍ, más o menos es lo mismo. Ya sea un niño/a como un adolescente, si les vemos sufrir, si vemos que algo les impide avanzar o si algo va mal en sus vidas, es importante consultar a un especialista. Ahora bien, se hace necesario explicar un poco la especial etapa de la adolescencia. Éste es un periodo que tiene unas características específicas. Debemos saber cómo ayudar a un adolescente.

La adolescencia es una etapa determinante en nuestro desarrollo evolutivo. Es un momento de transición de la niñez a la fase adulta. En muchas tribus este paso está determinado por ritos de iniciación y deben demostrar honor, fortaleza, fe y madurez. En nuestra cultura, este período está determinado por los continuos cambios con los que el adolescente tiene que lidiar.

Seguro que si os pregunto si os acordáis de cuando eráis adolescentes la gran mayoría me contaría las mil y una peripecias que hacían en esos años.

Como decíamos, la adolescencia es un período repleto de cambios, no solo hablamos de los evidentes cambios físicos donde hay un aumento de hormonas, sino también es una etapa donde el “Yo” empieza a definirse, necesita autoafirmarse para ir conformando su propia personalidad, su propia identidad. Necesitan afirmar sus pensamientos, su independencia, su forma de actuar y tratarán de rebelarse con todos aquellos que se lo impidan. Además es un período lleno de inestabilidad emocional. Todo lo que viven lo viven intensamente, no hay un control racional, y esto se debe porque el área cerebral que controla los impulsos, el pensamiento, autocontrol, toma de decisiones, la valoración de lo correcto e incorrecto… es la corteza prefrontal y es la última en madurar. Así que no es de extrañar que sus emociones estén como una gran montaña rusa!

Ellos se sienten incomprendidos, ¡acompáñalos!

¿Cómo ayudar a un adolescente? En general, se sienten unos incomprendidos. Es por ello que encuentran en su grupo de iguales (amigos/as) un gran apoyo. Sus amigos son personas que están pasando por lo mismo. Así que la familia queda relegada a un segundo plano. No quiere decir que no la valoran, pero necesitan sentirse independientes y capaces de pensar y actuar por sí mismos. Aunque muchas veces veamos que son como una veleta, que cambian de opinión constantemente y que no se deciden por algo en concreto, esto es totalmente normal. Bajo esa apariencia de “comerse el mundo y saber qué es lo que quieren” generalmente hay escondido detrás ciertas incertidumbres e inseguridades por todo lo que están viviendo, por todos los cambios que están experimentando.

Así que se hace necesario acompañar y guiar su desarrollo. Es necesario ayudarles en la formación de su personalidad. Debemos hacerles saber cuáles son sus talentos y fortalezas para que puedan potenciarlas. Es importante ser pacientes y seguir dándoles cariño, tenderles la mano cuando lo necesiten intentando no invadir su intimidad.

Evidentemente, todo ello dentro de unos límites que no deberían sobrepasar.

Cómo ayudar a un adolescente es una pregunta que nos hacemos a menudo y nosotros podemos ayudarte. Si no sabes cómo hacerlo, contacta con nosotros para solicitar información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios